Jesús, Su vida y mensaje: Getsemaní (2ª parte)

Febrero 1, 2022

Enviado por Peter Amsterdam

El arresto

[Jesus—His Life and Message: Gethsemane (Part 2): The Arrest]

El arresto de Jesús viene descrito en cada uno de los cuatro evangelios. El tema principal de este artículo será la narración del Evangelio de Mateo, pero también se incluirán segmentos de los otros relatos evangélicos.

En el huerto de Getsemaní, Jesús pidió a Su Padre que hiciera que pasara de Él aquella copa, refiriéndose a Su crucifixión y muerte. Sin embargo, añadió que quería hacer la voluntad de Su Padre y no la Suya propia[1]. Estando en el huerto, pidió en tres ocasiones a los discípulos que lo acompañaban que velaran y oraran con Él; pero ellos estaban cansados y cada vez se quedaron dormidos. Más tarde, una vez que hubo terminado de orar, Jesús se dirigió a Sus discípulos.

«¡Levantaos, vamos! Ved, se acerca el que me entrega». Aún estaba Él hablando cuando llegó Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo[2].

Todos los evangelios cuentan que Judas traicionó a Jesús. El de Juan dice que Judas «conocía aquel lugar, porque muchas veces Jesús se había reunido allí con Sus discípulos»[3]. El de Marcos añade que había personas enviadas por los escribas que acompañaban a las que habían sido enviadas por los principales sacerdotes y los ancianos[4].

La multitud que Judas trajo estaba armada de espadas y palos. El Evangelio de Juan dice: «Judas, pues, tomando una compañía de soldados y guardias de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas, antorchas y armas»[5].

No eran soldados romanos, sino guardias del templo y otros que probablemente eran representantes oficiales del Sanedrín.

Y el que lo entregaba les había dado señal, diciendo: «Al que yo bese, ese es; prendedlo»[6].

En el Evangelio de Marcos, Judas dice: «Prendedlo y llevadlo con seguridad»[7]. El plan era arrestar solo a Jesús, no a Sus discípulos. Como en Getsemaní estaría oscuro, y los discípulos estarían allí con Él, los que venían con Judas necesitaban una señal para saber, de todos ellos, quién era Jesús. Judas dijo que debían arrestar a quien él besara. Como un beso es una forma común de saludo, eso no tendría nada de inusual. Sin embargo, era como Judas identificaría a quien quería traicionar.

En seguida se acercó a Jesús y dijo: «¡Salve, Maestro!» Y lo besó[8].

En el Evangelio de Lucas, Jesús dice: «Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del hombre?»[9]

Jesús le dijo: «Amigo, ¿a qué vienes?» Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y lo prendieron[10].

Judas había besado a Jesús como se saluda a un amigo; sin embargo, el beso de Judas fue de traición, no de amistad. Los soldados y guardias de los principales sacerdotes agarraron a Jesús y lo arrestaron.

Pero uno de los que estaban con Jesús, echando mano de su espada, hirió a un siervo del sumo sacerdote y le quitó la oreja[11].

Todos los evangelios narran que uno de los discípulos sacó su espada y le cortó la oreja a un siervo del sumo sacerdote. El Evangelio de Juan da más detalles.

Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, hirió al siervo del Sumo sacerdote y le cortó la oreja derecha. El siervo se llamaba Malco[12].

El Evangelio de Lucas narra que «Jesús dijo: “Basta ya; dejad”. Y tocando su oreja, lo sanó»[13].

Entonces Jesús le dijo: «Vuelve tu espada a su lugar, porque todos los que tomen espada, a espada perecerán»[14].

Jesús intervino enseguida, con lo que quizás evitó que arrestaran a Pedro, sobre todo porque, según el Evangelio de Lucas, curó también la oreja del hombre.

¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a Mi Padre, y que Él no me daría más de doce legiones de ángeles? ¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga?[15]

Pedro actuó impetuosamente, sin detenerse a pensar en las consecuencias de sus acciones. Jesús dijo que el Padre, si fuera preciso, podía enviar en Su ayuda legiones de ángeles. Una legión consistía en 5.000 soldados de a pie más los jinetes. Jesús vino a decir que el Padre podía enviar una legión para defenderlo a Él y otra para cada uno de los once apóstoles, lo cual habría sido mucho más que suficiente. Dejó claro que, en caso de que fuera necesaria una intervención por la fuerza, había otros medios posibles sin recurrir a cortarle la oreja a un esclavo.

Sin embargo, debían tenerse en cuenta otras consideraciones. Jesús señaló la importancia de que se cumplieran las Escrituras. Si el Padre enviaba un enorme contingente de ángeles para derrotar a Judas y los que se oponían a Jesús, las Escrituras no se cumplirían. El propósito de Dios expresado en las palabras de las profecías había de cumplirse. Jesús dijo que era necesario que así se hiciera.

En aquella hora dijo Jesús a la gente: «¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y con palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el Templo, y no me prendisteis. Pero todo esto sucede para que se cumplan las Escrituras de los profetas». Entonces todos los discípulos, dejándolo, huyeron[16].

En ese momento Jesús se dirigió a la gente y a los discípulos. La gente sabía lo que Jesús había hecho y enseñado, porque Sus curaciones, milagros y gran parte de Sus enseñanzas fueron públicos. Sin embargo, los que habían ido a arrestarlo habían llevado espadas y palos como si Él fuera un ladrón al que había que apresar y que podía reaccionar violentamente al ser detenido.

Jesús indicó que las espadas y palos no eran necesarios, ya que Él enseñaba habitualmente en el templo y habría sido muy fácil arrestarlo allí, en público. No lo habían hecho porque las autoridades temían al pueblo. Los que lo arrestaron vinieron con armas y se lo llevaron de noche, cuando no había multitudes con Él. No les interesaba que se hiciera justicia, sino deshacerse de Él. Jesús dijo a sus captores y a la gente que los acompañaba que esto le estaba sucediendo tal como los profetas del Antiguo Testamento habían predicho.

(Continuará.)


Nota

Todos los versículos de la Biblia proceden de la versión Reina-Valera, revisión de 1995 © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Utilizados con permiso.


Bibliografía general

Bailey, Kenneth E.: Jesús a través de los ojos del Medio Oriente, Grupo Nelson, 2012.

Bivin, David: New Light on the Difficult Words of Jesus. Holland: En-Gedi Resource Center, 2007.

Bock, Darrell L.: Jesus According to Scripture, Grand Rapids: Baker Academic, 2002.

Bock, Darrell L.: Luke Volume 1: 1:1–9:50, Grand Rapids: Baker Academic, 1994.

Bock, Darrell L.: Luke Volume 2: 9:51–24:53, Grand Rapids: Baker Academic, 1996.

Brown, Raymond E.: El nacimiento del Mesías, Madrid: Ediciones Cristiandad, 1982.

Brown, Raymond E.: La muerte del Mesías (2 tomos), Pamplona: Editorial Verbo Divino, 2005 y 2006.

Carson, D. A.: Jesus’ Sermon on the Mount and His Confrontation with the World, Grand Rapids: Baker Books, 1987.

Charlesworth, James H. (editor): Jesus’ Jewishness, Exploring the Place of Jesus Within Early Judaism, Nueva York: The Crossroad Publishing Company, 1997.

Chilton, Bruce, y Evans, Craig A. (eds.): Authenticating the Activities of Jesus, Boston: Brill Academic, 1999.

Edersheim, Alfred: La vida y los tiempos de Jesús el Mesías, Clie, 1989.

Elwell, Walter A., y Yarbrough, Robert W.: Al encuentro del Nuevo Testamento, Grupo Nelson, 2008.

Elwell, Walter A. (ed.): Baker Encyclopedia of the Bible, Grand Rapids: Baker Book House, 1988.

Evans, Craig A.: World Biblical Commentary: Mark 8:27–16:20, Nashville: Thomas Nelson, 2000.

Evans, Craig A., y Wright, N. T.: Jesus, the Final Days: What Really Happened, Westminster John Knox Press, 2009.

Flusser, David: Jesus, Jerusalén: The Magnes Press, 1998.

Flusser, David, y Notely, R. Steven: The Sage from Galilee: Rediscovering Jesus’ Genius, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 2007.

France, R. T.: The Gospel of Matthew, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2007.

Gnilka, Joachim: Jesús de Nazaret: Mensaje e historia, Barcelona: Editorial Herder, 1993.

Green, Joel B., y McKnight, Scot (editores): Dictionary of Jesus and the Gospels, Downers Grove: InterVarsity Press, 1992.

Green, Joel B.: The Gospel of Luke, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1997.

Grudem, Wayne: Teología sistemática: Una introducción a la doctrina bíblica, Miami: Editorial Vida, 2007.

Guelich, Robert A.: World Biblical Commentary: Mark 1–8:26, Nashville: Thomas Nelson, 1989.

Jeremias, Joachim: Jerusalén en tiempos de Jesús, Ediciones Cristiandad, 2000.

Jeremias, Joachim: Jesus and the Message of the New Testament, Minneapolis: Fortress Press, 2002.

Jeremias, Joachim: La Última Cena, Palabras de Jesús, Ediciones Cristiandad, 1980.

Jeremias, Joachim: Teología del Nuevo Testamento, Salamanca: Ediciones Sígueme, 2001.

Jeremias, Joachim. The Prayers of Jesus. Norwich: SCM Press, 1977.

Keener, Craig S.: The Gospel of John: A Commentary, Volume 1, Grand Rapids: Baker Academic, 2003.

Keener, Craig S.: The Gospel of John: A Commentary, Volume 2, Grand Rapids: Baker Academic, 2003.

Keener, Craig S.: The Gospel of Matthew: A Socio-Rhetorical Commentary, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2009.

Lewis, Gordon R., y Demarest, Bruce A.: Integrative Theology, Grand Rapids: Zondervan, 1996.

Lloyd-Jones, D. Martyn: Estudios Sobre el Sermón del Monte.

Manson, T. W.: The Sayings of Jesus, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1957.

Manson, T. W.: The Teaching of Jesus, Cambridge: University Press, 1967.

McKnight, Scot: Sermon on the Mount, Grand Rapids: Zondervan, 2013.

Michaels, J. Ramsey: The Gospel of John, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 2010.

Milne, Bruce: The Message of John, Downers Grove: InterVarsity Press, 1993.

Morris, Leon: El Evangelio según Juan, Vol. 1, Terrassa: Clie, 2005.

Morris, Leon: El Evangelio según Juan, Vol. 2, Terrassa: Clie, 2005.

Morris, Leon: Luke, Downers Grove: InterVarsity Press, 1988.

Morris, Leon: The Gospel According to Matthew, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1992.

Ott, Ludwig: Manual de Teología Dogmática, Barcelona: Editorial Herder, 1966.

Pentecost, J. Dwight: The Words & Works of Jesus Christ, Grand Rapids: Zondervan, 1981.

Sanders, E. P.: Jesús y el judaísmo, Trotta, 2004.

Sheen, Fulton J.: Vida de Cristo, Barcelona: Herder, 1959.

Spangler, Ann, y Tverberg, Lois: Sentado a los pies del maestro Jesús, Vida, 2010.

Stassen, Glen H., y David P. Gushee: La ética del reino: Siguiendo a Jesús en un contexto contemporáneo, Casa Bautista de Publicaciones, 2008.

Stein, Robert H.: Jesús el Mesías, Clie, 2008.

Stein, Robert H. Mark, Grand Rapids: Baker Academic, 2008.

Stein, Robert H.: The Method and Message of Jesus’ Teachings, Revised Edition, Louisville: Westminster John Knox Press, 1994.

Stein, Robert H.: The New American Commentary: Luke, Nashville: B&H Publishing Group, 1992.

Stott, John R. W.: El Sermón del Monte, Certeza Unida, 1978.

Talbert, Charles H.: Reading the Sermon on the Mount. Grand Rapids: Baker Academic, 2004.

Williams, J. Rodman: Renewal Theology: Systematic Theology from a Charismatic Perspective. Grand Rapids: Zondervan, 1996

Witherington III, Ben: The Christology of Jesus, Minneapolis: Fortress Press, 1990.

Witherington III, Ben: The Gospel of Mark: A Socio-Rhetorical Commentary, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2001.

Wood, D. R. W., Marshall, I. H., Millard, A. R., Packer, J. I., y Wiseman, D. J. (editores): Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, Buenos Aires: Certeza Unida, 2003.

Wright, N. T.: After You Believe, New York: Harper Collins Publishers, 2010.

Wright, N. T.: Jesus and the Victory of God, Minneapolis: Fortress Press, 1996.

Wright, N. T.: La resurrección del Hijo de Dios, Editorial Verbo Divino, 2008.

Wright, N. T.: Matthew for Everyone, Part 1, Louisville: Westminster John Knox Press, 2004.

Yancey, Philip: El Jesús que nunca conocí, Vida, 1996.

Young, Brad H.: Jesus the Jewish Theologian. Grand Rapids: Baker Academic, 1995.


[1] Mateo 26:39.

[2] Mateo 26:46,47.

[3] Juan 18:2.

[4] Marcos 14:43.

[5] Juan 18:3.

[6] Mateo 26:48.

[7] Marcos 14:44.

[8] Mateo 26:49.

[9] Lucas 22:48.

[10] Mateo 26:50.

[11] Mateo 26:51.

[12] Juan 18:10.

[13] Lucas 22:51.

[14] Mateo 26:52.

[15] Mateo 26:53,54.

[16] Mateo 26:55,56.