Más como Jesús: Reflexiones sobre la paz

Septiembre 15, 2020

Enviado por Peter Amsterdam

[More Like Jesus: Reflections on Peace]

En su epístola a los Gálatas el apóstol Pablo enumera los distintos elementos del fruto del Espíritu Santo. Dentro de ellos se encuentra la paz. Se entiende que esta es una paz interior —de corazón, mente y espíritu— que reside en los cristianos. Dicha paz produce dentro de nosotros calma y tranquilidad. Las siguientes frases selectas versan sobre el fruto de la paz en nuestras interacciones con los demás, así como la paz que tenemos con Dios.

Paz

«Gracias a la tumba vacía tenemos paz. Gracias a Su resurrección podemos gozar de paz aun cuando atravesamos por nuestros momentos de mayor angustia, pues sabemos que todo lo que acontece en el mundo está en manos de Él.»   Paul Chappell

«Cuando ponemos a Dios en el centro de nuestra vida hallamos un gozo, un equilibrio y una paz inexplicables.»  Brittany Ann

«La oración es la voz del amor que nos proporciona paz interior, entendimiento y el criterio para saber expresar lo que queremos comunicar.»  Catherine Franz

«La paz y la alegría son dos frutos primordiales del reino de Cristo.»  Richard Sibbes

«Bienaventurados los leales, sinceros y resueltos, porque gozarán de paz. [...] Si rehúsas andar con prisas y presiones, si descansas tu alma en Dios, nada puede privarte de la claridad de espíritu que es vida y paz. En esa quietud sabrás distinguir Su voluntad.»  Amy Carmichael

«Cuando asciendes a las tierras altas, te remontas sobre la irritación y el conflicto y optas por vivir en paz.»  Rick Warren

«¿A qué puedes recurrir para encontrar paz si careces de Dios en tu vida y no tienes conexión con Él momento a momento? Jesucristo te hace una oferta increíble. Nos dice: “Vengan a Mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y Yo los haré descansar”.» (Mateo 11:28, DHH).  Rick Warren

«Reconcíliate con Dios, y recupera la paz; así Él te devolverá la prosperidad. Permítele que Él mismo te instruya, y pon Sus palabras en tu corazón.»  Job 22:21,22 (RVC)

«La realidad es que estos son los indicadores de que uno se está acercando a Dios: más bondad, más amabilidad, más gozo, más paz, más paciencia.»  Matt Brown

«Dios no nos puede otorgar felicidad y paz apartados de Él mismo, porque no se encuentran ahí. No existe tal cosa.»  C. S. Lewis

«Mientras proclamas paz con los labios asegúrate de poseerla aún más plenamente en el corazón.»  Francisco de Asís

«Jamás te apresures; haz todo con calma y con espíritu tranquilo. No pierdas la paz interior por nada del mundo, aunque todo tu mundo parezca alterado.»  San Francisco de Sales

«A medida que nos vaciamos de nuestra amargura, Dios nos va vertiendo su paz.»  F. B. Meyer

«Cuando se trata de experimentar paz, no podemos embutírnosla a última hora; es preciso sentar las bases para ello otorgando a la Palabra de Dios un lugar preeminente en nuestra vida.»  Brian Hardin

«Cuando nuestra vida se colma de paz, fe y alegría la gente querrá saber lo que tenemos.»  David Jeremiah

«La felicidad sin paz es pasajera; la paz en conjunto con la felicidad es eterna.»  John H. Aughey

«Quizá tengamos que esperar para ver la justicia y la paz en el mundo; pero sí podemos conocer el perdón de Dios por nuestros pecados a escala personal y estar en paz con Él ahora mismo.»  Brian Johnston

«Una mente desasosegada no puede funcionar con normalidad. De ahí que el apóstol nos enseñe “por nada estén afanosos” (Filipenses 4:6). Entreguemos a Dios todo pensamiento ansioso apenas surja. “Y la paz de Dios guardará sus corazones” (v. 7).»  Watchman Nee

«Dios puede, en respuesta a las plegarias de Su pueblo, concedernos divina paz.»  Andrew Murray

«Si has de hallar gran favor y paz con Dios y con los hombres, considérate muy pequeño a tus propios ojos. Perdónate poco y perdona mucho a los demás.»  Robert Leighton

El interés propio es la puerta grande a través de la cual un alma se evade de la paz; el abandono total a la voluntad de Dios es la puerta por la que retorna a la paz.»  Madame Guyon

«La oración ciñe la debilidad humana con la fortaleza divina, torna la necedad humana en sabiduría celestial y transmite a los mortales atribulados la paz de Dios. Ignoramos todo lo que la oración puede efectuar.»  Charles Spurgeon

«Busca la paz verdadera, no en la tierra, sino en el cielo; no en los hombres ni en ninguna otra criatura, sino en Dios nada más.»  Tomás de Kempis

«No es preocuparse, sino más bien confiar y permanecer en la paz de Dios lo que derrumbará todo lo que Satanás trate de hacernos. Si el Señor creó el mundo a partir del caos, fácilmente puede lidiar con cualquier problema que tengamos.»  Rick Joyner

«La oración nos proporciona esa paz y seguridad que solo el Padre es capaz de proporcionarnos.»  Dr. Mary Lee

«Acceder al reino de Dios mientras estamos en la tierra debiera ser nuestro principal objetivo. Es ese acceso lo que nos da paz; es ese acceso lo que nos da fuerzas para seguir luchando en un mundo fracturado y para seguir avanzando hacia el objetivo, la meta que todos deseamos cruzar.»  Mark S. Taylor

«El dinero nunca comprará felicidad ni paz interior.»  Catherine Pulsifer

«Si puedes dar crédito a lo que Dios enseña en la Biblia y aprender de veras a hacer las cosas así, entras en una espléndida paz y libertad.»  Joan Boney

«No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.»  Filipenses 4:6,7 (NVI)

«Cuando crees que todo sucede por un buen motivo y que el Señor es dueño de la situación, puedes sentir paz en toda situación.»  Lindsey K. Rietzsch

«Señor, haz de mí un instrumento de Tu paz. Donde hay odio que yo siembre amor.»  Atribuida a Francisco de Asís

«Gran cantidad de gente intenta hacer la paz, pero eso ya está hecho. Dios no ha dejado esa labor en nuestras manos; basta simplemente con que entremos en esa paz.»  D. L. Moody

«Cristo quiere que nosotros y en últimas el mundo entero, compartamos Su paz, una paz a la que debemos aportar combatiendo nuestras ansiedades y preocupaciones, permaneciendo fieles a los caminos de Dios y pidiendo la paz que Cristo prodiga milagrosamente a todos los que ama.»  Michael Caputo

«Cuando los viejos compadres, los viejos pecados y apetitos de la carne te asedian y te da la impresión de que te hundes, ¿qué puede salvarte, pecador zozobrante? Esto y nada más: Tengo un sumo sacerdote en los cielos que te puede sostener en la hora de la angustia. Eso y nada más puede brindarte paz: Tengo un sumo sacerdote en el cielo. Cuando estás agonizando, cuando los amigos no te sirven para nada, cuando los pecados surgen como espectros alrededor de tu cama, ¿qué puede ofrecerte paz? Esto: Tengo un sumo sacerdote en el cielo.»  Robert Murray McCheyne

«La paz plena no vendrá hasta que vuelva Cristo. No obstante, mientras llega ese día podemos conocer Su paz en nuestro corazón y ser mensajeros de Su paz en el mundo a medida que le encomendamos nuestra vida.»  Billy Graham

Paz con Dios

«La paz de Dios es ante todo paz con Dios; es la circunstancia en que Dios, en lugar de ponerse contra nosotros, está a favor de nosotros. La paz de Dios que no parta de esa premisa —por muy nutrida que sea— no hará otra cosa que engañar y distraer.»  J. I. Packer

«¿Qué paz pueden poseer quienes no están en paz con Dios?»  Matthew Henry

«Solamente Cristo puede traer paz duradera —paz con Dios—, paz entre seres humanos y naciones y paz dentro de nuestros corazones.»  Billy Graham

«No estamos en paz con los demás porque no lo estamos con nosotros mismos, y no estamos en paz con nosotros mismos porque no lo estamos con Dios.»  Thomas Merton

«Estar convencidos en nuestro corazón de que gozamos del perdón de los pecados y de paz con Dios exclusivamente por gracia es lo más difícil.»  Martín Lutero

«Poder mirar la faz de Dios y saber con el conocimiento de la fe que no hay nada que se interponga entre el alma y Él es experimentar la paz más plena que el alma puede llegar a conocer. Cualquier otra cosa que pueda significar el perdón, es por encima de todo el acceso a la plena comunión con Dios.»  Charles H. Brent

«Cuando Cristo murió dejó un testamento en el que entregó Su alma a Su padre, Su cuerpo a José de Arimatea, Sus ropas a los soldados y Su madre a Juan. En cambio, a Sus discípulos que habían renunciado a todo para seguirle, no les dejó plata ni oro, sino algo mejor: ¡Su PAZ!»  Matthew Henry

«Mantener la paz con Dios es más importante que seguir los pasos de alguien.»  Andy Stanley

«La Biblia habla de tres tipos de paz: La paz con Dios, la paz de Dios y la paz entre nosotros.»  Rick Warren

«El fundamento de la paz cristiana es eterno; significa que no hay tiempo ni cambio capaz de derrumbarla. Permanecerá cuando el cuerpo fallezca; permanecerá cuando los montes se muevan y los collados tiemblen, y cuando los cielos se plieguen como un rollo de pergamino. La fuente de Su consuelo jamás menguará y el torrente jamás se secará. Su consuelo y Su gozo son fuente de agua viva para el alma, un manantial de agua que salta para vida eterna.»  Jonathan Edwards

«Luego de mucha oración, de cuidadoso estudio y subordinación al Espíritu Santo he deducido lo siguiente acerca de la intercesión de Cristo por nosotros. Jesús murió en la cruz para adquirir para mí la paz con Dios; y ahora se encuentra en el cielo a fin de mantener esa paz, para mí y dentro de mí.»  David Wilkerson

«La paz viene cuando no se interpone una nube entre nosotros y Dios. La paz es consecuencia del perdón, el acto por el cual Dios despeja lo que ensombrece Su rostro y por ende rompe la unión con Él.»  Charles H. Brent

«Sin Dios, sin paz; con Dios, con paz.»  Croft M. Pentz


Nota

A menos que se indique otra cosa, todos los versículos de la Biblia proceden de las versiones Reina-Valera, revisión de 1995, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995, y Reina Valera Actualizada (RVA-2015), © Editorial Mundo Hispano. Utilizados con permiso.