Un excelente obsequio

Diciembre 21, 2019

Enviado por María Fontaine

[An Excellent Gift]

¿Qué podemos hacer para honrar al Rey del universo? ¿Qué se puede decir al Rey de nuestra vida? ¿Qué regalo es adecuado para ofrecer a Quien nos lo ha dado todo? Por los muchos años que hemos escuchado Su Palabra, sabemos que lo que lo complace es que nos esforcemos al máximo para entregarle nuestra vida. Cuando lo hacemos, nos inspira a alabarlo, a darle gracias, honrarlo, engrandecerlo y ensalzarlo. Nos hace querer exaltarlo, adorarlo y glorificarlo. Deseamos regocijarnos en Él y bendecir Su nombre.

Nuestra gratitud —expresada en voz alta u ofrecida silenciosamente en nuestro corazón— por lo que ha hecho por nosotros es algo bello para Dios. Le damos gracias por permitirnos ser Suyos, ¡y por todos los sacrificios que ha hecho para darnos Su vida! Amamos a Dios porque Él nos amó primero.

Un autor lo expresó así: «Adorar es amar de rodillas al amado; así como la misión es amar de pie para servir al amado».

En la presente recopilación, quiero hacer hincapié en la alabanza y la adoración como parte de «amar de rodillas». Me alegra volver a examinar el tema de la alabanza porque no solo es fundamental sino bello, es un privilegio. Y todos podemos aprovechar un recordatorio para alabar constantemente al Señor por Su asombrosa misericordia y gracia.

* * *

Algunas de las citas que reproducimos a continuación dan imágenes interesantes de lo que es la alabanza o lo que hace. He escogido algunas para que rápidamente nos refresquen la memoria mientras alabamos durante el día.

La alabanza es:

Nuestro canto de aleluya.
Amor de rodillas.
Como un excelente perfume.
Una invitación única en la vida.
Lo que une a Su pueblo.
Una ofrenda de gratitud a Él.
Un generador de energía positiva.
Un halo de gloria para la cabeza del trabajo duro.
La corona de un seguidor de Jesús.

La alabanza es:

Tu jabón facial en la mañana.
La manera de preocuparse menos.
El gozo y deleite del alma.
La ofrenda que te enriquece.
El catalizador de la paz.
Un instrumento para centrar la atención.
Hacer hincapié en lo que es correcto.
Gran transformador.
El sostenedor en todas las situaciones.

* * *

1. «Si tienes la costumbre de estar en comunión con Dios cuando brilla el sol, te resultará mucho más fácil cantar en la lluvia».  Bill Pannell

2. «Cada mañana lava tu cara en el lavabo de la alabanza».  Charles Spurgeon

3. «Cada vez que optamos por la vía de la alabanza, asombrosamente, las dificultades que tenemos pueden volverse incluso mucho más emocionantes. Se puede comparar a aventurarse y dar el salto, esperando un resultado muy positivo.»  María Fontaine

4. «Dios ha pedido el sacrificio de la alabanza, y si no te cuesta algo, no es un sacrificio».  Terry Law

5. «Dios tiene dos moradas: una en el Cielo y la otra en el corazón dócil y agradecido».  Izaak Walton

6. «Somos el pueblo de la Pascua, y nuestro canto se entona entre aleluyas».  Papa Juan Pablo II

7. «Adorar es amar de rodillas al amado; así como la misión es amar de pie para servir al amado».  N. T. Wright

8. «El cristiano debe ser un aleluya de pies a cabeza». San Agustín

9. «Tus alabanzas me dan gran satisfacción, pero es mucho más que eso. ¿Por qué crees que habito en las alabanzas de Mi pueblo? Cuando alabas, transmites Mi energía. Das a los demás de Mi Espíritu. A medida que alabas, esa energía positiva se vuelve parte de ti. Te transforma de modo que los resultados pueden ser asombrosos».  Palabras de Jesús

10. «Las circunstancias nunca serán perfectas mientras estés en la Tierra y vivas dentro del marco humano, de modo que habrá ocasiones en que te verás tentado a temer y preocuparte. No obstante, la forma de sobreponerte a esas cosas es fijando la mirada en Mí. Concentrarse en la luz significa quitar los ojos de los charcos y el lodo de las decepciones, los temores o las circunstancias difíciles y ponerlos en la fuente resplandeciente y rebosante de Mi perspectiva positiva. En vez de ponerle mala cara al lodo, ven a admirar Mi fuente espectacular. Fija la mirada en Mí y recuerda que Yo estoy al volante. Diviértete en Mi presencia, alabándome a pesar de lo que te rodea».  Palabras de Jesús

11. «Nos preocuparíamos menos si alabáramos más. El agradecimiento es el enemigo del descontento y la insatisfacción.»  Harry Ironside

12. «Dios manifiesta Su plenitud cuando lo alabas desde tu vacío, porque entonces de verdad tienes espacio para Él».  Terry Law

13. «La alabanza puede terminar con las murmuraciones y alimentar la satisfacción. Si nuestra boca estuviera llena de alabanzas a Dios, no habría espacio para las quejas. La alabanza lanzaría un halo de gloria alrededor de la cabeza del trabajo y la reflexión. En su luz de sol las tareas más comunes de la vida se transformarían. […] Aprende los elementos esenciales de la alabanza celestial por medio de la práctica del agradecimiento gozoso, la reverencia adoradora, y el amor lleno de asombro».  Charles Spurgeon

14. «La verdadera adoración espiritual hará que Dios Todopoderoso venga a sentarse contigo, porque Él está entronizado en medio de tus alabanzas».  Joseph L. Garlington

15. «Cuando levantamos las manos para alabar y adorar a Dios, rompemos vasijas espirituales de perfume y las derramamos sobre Jesús. La fragancia de nuestra alabanza llena toda la tierra y toca el corazón de Dios».  Dennis Ignatius

16. «Oh Dios, conocerte es vida. Servirte es libertad. Alabarte es la alegría y deleite del alma.»  San Agustín

17. «Un corazón agradecido es una de las características primordiales que identifican al creyente. Contrasta manifiestamente con el orgullo, el egoísmo y la preocupación. Además, contribuye a reforzar la confianza del creyente en el Señor y su dependencia en la provisión divina, aun en los más duros momentos. Por muy picados que estén los mares, el corazón del creyente flota por efecto de la alabanza y gratitud que tributa al Señor».  John MacArthur

18. «Soy el Espíritu de Vida, y el agradecimiento y la gratitud son la forma de profundizar más en Mí. Ahuyentan todo temor; conducen al remordimiento a un callejón sin salida; atraviesan de un salto los profundos cañones de la preocupación y aterrizan en los prados de la paz y la calma, donde habito Yo. Les dan un viaje tranquilo, impulsado por el soplo de Mi Espíritu».  Palabras de Jesús

19. «Debemos dar gracias por lo que sucede: si es algo bueno, porque es bueno; si es algo malo, porque produce en nosotros paciencia, humildad y desdén de este mundo. También nos da la esperanza de un país eterno».  C. S. Lewis

20. «Si estás en una situación complicada, entre la espada y la pared, el arma más eficaz para atravesar el obstáculo o remontarte sobre él es la alabanza. Alabanzas que salen del fondo de tu espíritu, que muestran confianza en Mí y que por fe saben que todo saldrá bien porque estás en Mis manos».  Palabras de Jesús

21. «Sé agradecido. Dios lo ha ordenado, para nuestro bien y para Su gloria. La orden de Dios de que seamos agradecidos no es la exigencia amenazadora de un tirano. Es más bien una invitación única en la vida, la oportunidad de acercarnos a Él en todo momento del día.»  Nancy Leigh DeMoss

22. «La gratitud es una ofrenda preciosa a los ojos de Dios, una que los más pobres de nosotros podemos brindar sin empobrecernos; antes nos enriquecemos gracias a ella».  A. W. Tozer

23. «Cuando elegimos una oración de agradecimiento sobre regodearnos en la ansiedad y la preocupación, manifestamos una inquebrantable confianza en Dios».  Priscilla Shirer

24. «El espíritu de agradecimiento es una de las características más distintivas de un cristiano cuyo corazón está en sintonía con el Señor. Agradece a Dios en medio de los padecimientos y de toda persecución».  Billy Graham

25. «Sin la alabanza, el dolor, el temor y las preocupaciones familiares pueden ser abrumadores. Alabar es tu instrumento para que te enfoques. Hace que tu atención esté en el poder de Dios y lo enfoca. Evita todos los «si…», los «pero…», las situaciones hipotéticas, el dolor y las distracciones.»  Palabras de Jesús

26. «Cuando se trata de la vida, lo importante es: si no aprecias debidamente las cosas o las tomas con gratitud».  G. K. Chesterton

27. «La palabra “gratitud” viene de la misma raíz que la palabra “gratis”. La gratitud es una expresión emancipadora de un corazón libre hacia otro ser que ha dado libremente».  Ravi Zacharias

28. «Dios llama a Su pueblo para que le hagan una celebración con cantos y música, y luego promete tocar un poco el tambor, y hacerlo sobre la espalda del Enemigo».  Terry Law

29. «Sí, damos gracias por todo, como se ha dicho con mucho acierto: Dios no decepciona cuando llama a algún lugar.»  A. W. Pink

30. «La gratitud es una decisión, algo de la voluntad. Y si es una decisión, algo voluntario, la decisión es nuestra. Decidir estar agradecido no es tarea fácil. Requiere trabajo».  Chuck Swindoll

31. «La alabanza es la belleza de un cristiano. Como las alas son para un ave, el fruto para un árbol, la rosa para la espina, así es la alabanza para un hijo de Dios».  Charles Spurgeon

32. «Si alguna vez hubo un secreto para liberar la poderosa paz de Dios en una situación, ese es llegar a tener un corazón de verdadero agradecimiento».  Lysa TerKeurst

33. «En esta época hay mucha información acerca de cómo tener éxito: en tu matrimonio, en tus relaciones con los demás, en el trabajo y en la vida en general. En muchos casos, dicha información se concentra en el poder de la actitud positiva, pero si quieres tener acceso a una clave fundamental para tener éxito en la vida, prueba la alabanza.

»Tomar la determinación de ser positivo trae energía positiva, pero comparado con que me agradezcas y me alabes, la actitud positiva es insuficiente. Cuando me diriges tu alabanza, abres el corazón a Mi presencia, que es la máxima fuente de todas las energías».  Palabras de Jesús

34. «Nuestros profundos dolores no pueden estropear la melodía de nuestra alabanza; los consideramos como la parte de contrabajo en la canción de nuestra vida. Grandes cosas ha hecho el Señor por nosotros, estamos alegres».  Charles Spurgeon

35. «Cantemos incluso cuando no tenemos ganas, pues de esa manera damos alas a los pies pesados y convertimos el agotamiento en fuerza».  John Henry Jowett

36. «Al pedirnos que lo glorifiquemos, Dios nos invita a disfrutar de Él».  C. S. Lewis

37. «Tu espíritu es un vehículo, y la carga que lleva determina tu dirección y tu destino. Si llevas de pasajera a la gratitud y el combustible es la energía de la alabanza, tarde o temprano alcanzarás las alturas del Cielo, donde Yo habito. Vas por buen camino y tienes potencia de sobra para llegar a tu destino.

»Emprende la marcha hacia el triunfo. Reúne a los pasajeros indicados. Acciona la llave de la alabanza, y sal a toda velocidad. Gana. Lleva siempre en tu vehículo una actitud positiva y agradecida, llena el tanque con alabanzas, ¡y nada te impedirá el paso!»  Palabras de Jesús

38. «Debería haber un paralelo entre nuestras súplicas y nuestro agradecimiento. No debemos dar saltos en la oración y cojear en la alabanza».  Charles Spurgeon

39. «Cuando bendecimos a Dios, suceden muchas cosas…

  • Bendecir a Dios honra a Dios. Lo elogiamos pues Él lo merece. Expresamos la verdad más elemental del universo: Dios es Dios y yo no lo soy.
  • Nos recordamos a nosotros mismos quién está a cargo y que no estamos solos.
  • Volvemos a poner énfasis donde deberíamos hacerlo.
  • Bendecir a Dios cambia nuestro centro de atención.
  • Alivia la ansiedad.
  • Aclara nuestra visión de manera que veamos más allá de nuestros padecimientos.
  • Después de alabarlo, lo amamos más.
  • Como resultado, disfrutamos más de Su presencia.
  • Rompe el ciclo de ensimismamiento que a menudo envuelve a quienes sufren.
  • Abre nuestro corazón para recibir Su amor.
  • Hace ver al Padre que Su hijo lo está entendiendo.
  • Alivia nuestros temores.»  Joe McKeever

40. «El poder de Dios no es barato. Así como la electricidad que llega a nuestros hogares, tiene un precio. Sin embargo, el precio no es monetario. El precio es pasar tiempo llenándonos de la Palabra de Dios a fin de que podamos entender el poder. Es orar, de modo que podamos tener acceso al poder. Es vivir con obediencia para que podamos maximizar el poder. Es alabar y adorar a Dios, de modo que podamos abrir los conductos por los que pase el poder de Dios hacia nuestra vida».  Stormie Omartian

41. «Si alabáramos más, seríamos bendecidos grandemente. ¿Qué nos eleva tanto por encima de los sufrimientos, qué nos ayuda a soportar la carga y el calor del día tan bien como las canciones de alabanza al Altísimo? El soldado marcha sin cansancio cuando la banda militar toca compases inspiradores; el marinero, a medida que tira la cuerda o levanta el ancla, da un grito alegre que le ayude en su gran esfuerzo. Probemos el poder animador de los himnos de alabanza. Nada engrasará las ruedas del carro de la vida tan bien como dirigir más alabanzas a Dios».  Charles Spurgeon

42. «No permitas que tu vida dé pruebas contra tu lengua. Canta con tu voz… pero también canta con tu comportamiento.»  San Agustín

43. «Alabarme puede aumentar tu confianza y acrecentar tu sentido de la propia valía, porque cuando me alabas, no solo me festejas, sino que celebras que te he creado a ti, que eres la obra de Mis manos. Por medio de la alabanza puedes fortalecerte. Si no te encuentras muy bien, si estás en desacuerdo con otros, o si te sientes desanimado, deprimido, ansioso, preocupado o estresado, recurre a la alabanza».  Palabras de Jesús

44. «Solo con gratitud se enriquece la vida».  Dietrich Bonhoeffer

45. «Dios está al mando; por lo tanto, en todo puedo dar gracias, no debido a la situación, sino debido a Aquel que dirige y gobierna».  Kay Arthur

46. ¿Verdad que toda la naturaleza a mi alrededor alaba a Dios? Si yo estuviera en silencio, sería una excepción en el universo. ¿Verdad que el trueno alaba a Dios cuando suena como tambores en el desfile del Dios de los ejércitos? ¿Verdad que lo alaban las montañas cuando los árboles de los bosques se mecen en adoración? ¿Verdad que el relámpago escribe el nombre de Dios con letras de fuego? ¿Verdad que toda la Tierra tiene voz? Y yo, ¿puedo estar en silencio?  Charles Spurgeon