Jesús, Su vida y mensaje: La venida del Hijo del hombre (2ª parte)

Marzo 16, 2021

Enviado por Peter Amsterdam

[Jesus—His Life and Message: The Coming of the Son of Man (Part 2)]

El artículo anterior terminó con esta frase de Jesús: «El cielo y la tierra pasarán, pero Mis palabras no pasarán»[1]. Seguidamente dijo:

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo Mi Padre[2].

Jesús dijo claramente que el día de Su regreso, de Su parusía, nadie lo sabe, solo el Padre. A lo largo de la Historia ha habido muchas predicciones sobre la fecha del retorno de Jesús. Ninguna se ha cumplido, lo cual tiene sentido, dado que Jesús señaló que nadie la conoce, solo el Padre.

Algunos se preguntarán cómo es que Jesús no sabía el día ni la hora en que pasarían el cielo y la tierra si Él, al igual que el Padre, es Dios. Eso es algo que tiene que ver con los mecanismos internos de la Trinidad y escapa a nuestro conocimiento. El comentario de la Biblia ESV dice:

Cuesta entender que Jesús tuviera un conocimiento limitado y al mismo tiempo supiera todas las cosas. Mucho de eso sigue siendo un misterio, porque nadie más ha sido Dios y hombre a la vez. Quizá Jesús utilizaba habitualmente sus conocimientos humanos, pero en cualquier momento podía traer a la memoria cualquier dato que tuviera almacenado entre sus infinitos conocimientos.

Hay otro ejemplo de esa paradoja en el libro de Juan, donde Jesús dice: «El Padre y Yo uno somos»[3], y también: «El Padre mayor es que Yo»[4].

Pero como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre, pues como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del hombre[5].

El regreso de Jesús será repentino, sin previo aviso. Quienes vivan en ese momento estarán realizando sus tareas cotidianas habituales, como la gente que vivía en tiempos de Noé.

Entonces estarán dos en el campo: uno será tomado y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino: una será tomada y la otra será dejada[6].

Esos ejemplos de personas que estarán realizando sus actividades y quehaceres diarios cuando regrese Jesús ponen de manifiesto la importancia de estar preparados. Em ambos casos se produce una división, una separación entre las personas. Lo que da lugar a esa separación es el retorno de Jesús. Los que hayan tomado la decisión de creer en Cristo estarán para siempre con Él, mientras que los que hayan optado deliberadamente por rechazarlo y prescindir de Dios se encontrarán con que se respeta su decisión y quedan permanentemente separados de Él.

Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor[7].

Dado que es seguro que Jesús volverá, Él pide a Sus seguidores que vivan como corresponde para estar listos para ese momento, cuando sea que ocurra. Si se supiera exactamente cuándo va a regresar, uno podría dejar los preparativos hasta poco antes de Su llegada. Pero como no se sabe, debemos vivir en un estado de continua preparación.

Pero sabed esto, que si el padre de familia supiera a qué hora el ladrón habría de venir, velaría y no lo dejaría entrar en su casa[8].

Jesús incluyó esta ilustración para ayudar a Sus discípulos a entender que Su regreso sería inesperado. Está claro que si uno supiera cuándo van a robar su casa, se prepararía. Pero la fecha del regreso de Jesús se desconoce. Otros pasajes del Nuevo Testamento dicen lo mismo.

Vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche[9].

Vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón[10].

El día del Señor vendrá como ladrón en la noche. Entonces los cielos pasarán con gran estruendo, los elementos ardiendo serán deshechos y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas[11].

Yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela y guarda sus vestiduras, no sea que ande desnudo y vean su vergüenza[12].

También vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis[13].

Como los discípulos no sabían cuándo volvería Jesús, y en cambio sabían que Su regreso sería en un momento inesperado, se les mandó que vivieran en un estado de permanente preparación. La instrucción que dio Jesús a Sus discípulos se aplica igualmente a todos los creyentes de ahora, porque estamos en la misma situación de no saber cuándo regresará.

Jesús siguió diciendo:

¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, lo halle haciendo así. De cierto os digo que sobre todos sus bienes lo pondrá[14].

Jesús deja el tema de la espera vigilante y pasa a hablar del siervo fiel y prudente. En una casa con numerosos sirvientes, el padre de familia nombra a uno de ellos para un cargo de responsabilidad. Entre otras cosas, debe asegurarse de que en la casa todos coman. El servidor cumple diligentemente su obligación. No sabe cuándo regresará el patrón, pero eso no le importa: se concentra en desempeñar fielmente su función. Cuando regrese el amo, el sirviente recibirá bendiciones.

La expresión «de cierto os digo» es para recalcar que lo que se dispone a decir es importante. «Sobre todos sus bienes lo pondrá». El amo premiará al sirviente poniéndolo a cargo de todo lo que posee. La recompensa por haberlo servido fielmente será la oportunidad de servirlo en un puesto de aún mayor responsabilidad.

Pero si aquel siervo malo dice en su corazón: «Mi señor tarda en venir», y comienza a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos…[15]

Tal como Jesús señaló, hay otro desenlace posible. Plantea el caso hipotético de un «siervo malo», que no tiene la fortaleza moral del primero. En ausencia del patrón, sabe que no tendrá que rendir cuentas a nadie durante un tiempo, lo que ve como una oportunidad de ser egoísta e irresponsable. Y así se revela su verdadero carácter. Aprovecha su autoridad temporal para golpear a sus consiervos. También se entrega a excesos y come y bebe con borrachos.

Vendrá el señor de aquel siervo en día que este no espera, y a la hora que no sabe, y lo castigará duramente y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes[16].

El siervo malo pierde de vista que lo pusieron a cargo de la casa de forma temporal. El patrón regresará inesperadamente, y el sirviente habrá de rendir cuentas de lo que hizo. El hecho de que el amo estuviera fuera más tiempo del que preveía el sirviente no significaba que nunca fuera a volver. Aunque puede parecer que el regreso del Hijo del hombre se ha atrasado, no es que no vaya a volver. Tal como Jesús ya señaló en este mismo capítulo: «También vosotros estad preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis»[17].

Jesús anunció la suerte que correrá el siervo malo: el amo lo castigará duramente. Lo de que pondrá su parte con los hipócritas no está muy claro. Cierto autor explica:

Tal vez conviene tener presente que en todo este evangelio los hipócritas sufren una fuerte reprobación. Jesús no deja duda alguna de que su suerte final será de lo más infeliz[18].

Dice: «Allí será el lloro y el crujir de dientes». La expresión «crujir de dientes» aparece numerosas veces en el Evangelio de Mateo[19]. Denota el dolor, la ansiedad, la angustia y el sufrimiento de los que pasen a la otra vida sin una relación salvadora con Dios.

Jesús afirmó claramente que nadie conoce la fecha de Su regreso, de Su parusía, salvo el Padre. Desde Su ascensión al Cielo, los creyentes han aguardado Su retorno. Durante dos milenios, los cristianos han estado viviendo y pasando al otro mundo para reunirse con el Señor. Cuando Jesús regrese, los que estén vivos en la Tierra en ese momento presenciarán Su segunda venida. En 1 Tesalonicenses dice que los que ya hayan muerto volverán con Él.

Si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él[20].

Si bien el regreso de Jesús cuando el arrebatamiento es un elemento fundamental de nuestra fe, es posible que, al igual que todos los cristianos que nos han precedido, no estemos en la Tierra cuando eso suceda. Por consiguiente, aunque los acontecimientos del tiempo del fin sean importantes, más importante aún es nuestra manera de vivir mientras estamos en la Tierra. Se nos manda amar al prójimo, dar a conocer el evangelio y esmerarnos en vivir las enseñanzas de Jesús. Procuremos todos seguir el ejemplo de quien dio la vida por nosotros para que pudiéramos vivir con Él para siempre.


Nota

Todos los versículos de la Biblia proceden de la versión Reina-Valera, revisión de 1995 © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Utilizados con permiso.


Bibliografía general

Bailey, Kenneth E.: Jesús a través de los ojos del Medio Oriente, Grupo Nelson, 2012.

Bivin, David: New Light on the Difficult Words of Jesus. Holland: En-Gedi Resource Center, 2007.

Bock, Darrell L.: Jesus According to Scripture, Grand Rapids: Baker Academic, 2002.

Bock, Darrell L.: Luke Volume 1: 1:1–9:50, Grand Rapids: Baker Academic, 1994.

Bock, Darrell L.: Luke Volume 2: 9:51–24:53, Grand Rapids: Baker Academic, 1996.

Brown, Raymond E.: El nacimiento del Mesías, Madrid: Ediciones Cristiandad, 1982.

Brown, Raymond E.: La muerte del Mesías (2 tomos), Pamplona: Editorial Verbo Divino, 2005 y 2006.

Carson, D. A.: Jesus’ Sermon on the Mount and His Confrontation with the World, Grand Rapids: Baker Books, 1987.

Charlesworth, James H. (editor): Jesus’ Jewishness, Exploring the Place of Jesus Within Early Judaism, Nueva York: The Crossroad Publishing Company, 1997.

Chilton, Bruce, y Evans, Craig A. (eds.): Authenticating the Activities of Jesus, Boston: Koninklijke Brill, 1999.

Edersheim, Alfred: La vida y los tiempos de Jesús el Mesías, Clie, 1989.

Elwell, Walter A., y Yarbrough, Robert W.: Al encuentro del Nuevo Testamento, Grupo Nelson, 2008.

Elwell, Walter A. (ed.): Baker Encyclopedia of the Bible, Grand Rapids: Baker Book House, 1988.

Evans, Craig A.: World Biblical Commentary: Mark 8:27–16:20, Nashville: Thomas Nelson, 2000.

Evans, Craig A., y Wright, N. T.: Jesus, the Final Days: What Really Happened, Westminster John Knox Press, 2009.

Flusser, David: Jesus, Jerusalén: The Magnes Press, 1998.

Flusser, David, y Notely, R. Steven: The Sage from Galilee: Rediscovering Jesus’ Genius, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 2007.

France, R. T.: The Gospel of Matthew, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2007.

Gnilka, Joachim: Jesús de Nazaret: Mensaje e historia, Barcelona: Editorial Herder, 1993.

Green, Joel B., y McKnight, Scot (editores): Dictionary of Jesus and the Gospels, Downers Grove: InterVarsity Press, 1992.

Green, Joel B.: The Gospel of Luke, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1997.

Grudem, Wayne: Teología sistemática: Una introducción a la doctrina bíblica, Miami: Editorial Vida, 2007.

Guelich, Robert A.: World Biblical Commentary: Mark 1–8:26, Nashville: Thomas Nelson, 1989.

Jeremias, Joachim: Jerusalén en tiempos de Jesús, Ediciones Cristiandad, 2000.

Jeremias, Joachim: Jesus and the Message of the New Testament, Minneapolis: Fortress Press, 2002.

Jeremias, Joachim: La Última Cena, Palabras de Jesús, Ediciones Cristiandad, 1980.

Jeremias, Joachim: Teología del Nuevo Testamento, Salamanca: Ediciones Sígueme, 2001.

Jeremias, Joachim. The Prayers of Jesus. Norwich: SCM Press, 1977.

Keener, Craig S.: The Gospel of John: A Commentary, Volume 1, Grand Rapids: Baker Academic, 2003.

Keener, Craig S.: The Gospel of John: A Commentary, Volume 2, Grand Rapids: Baker Academic, 2003.

Keener, Craig S.: The Gospel of Matthew: A Socio-Rhetorical Commentary, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2009.

Lewis, Gordon R., y Demarest, Bruce A.: Integrative Theology, Grand Rapids: Zondervan, 1996.

Lloyd-Jones, D. Martyn: Estudios Sobre el Sermón del Monte.

Manson, T. W.: The Sayings of Jesus, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1957.

Manson, T. W.: The Teaching of Jesus, Cambridge: University Press, 1967.

McKnight, Scot: Sermon on the Mount, Grand Rapids: Zondervan, 2013.

Michaels, J. Ramsey: The Gospel of John, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 2010.

Milne, Bruce: The Message of John, Downers Grove: InterVarsity Press, 1993.

Morris, Leon: El Evangelio según Juan, Vol. 1, Terrassa: Clie, 2005.

Morris, Leon: El Evangelio según Juan, Vol. 2, Terrassa: Clie, 2005.

Morris, Leon: Luke, Downers Grove: InterVarsity Press, 1988.

Morris, Leon: The Gospel According to Matthew, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1992.

Ott, Ludwig: Manual de Teología Dogmática, Barcelona: Editorial Herder, 1966.

Pentecost, J. Dwight: The Words & Works of Jesus Christ, Grand Rapids: Zondervan, 1981.

Sanders, E. P.: Jesús y el judaísmo, Trotta, 2004.

Sheen, Fulton J.: Vida de Cristo, Barcelona: Herder, 1959.

Spangler, Ann, y Tverberg, Lois: Sentado a los pies del maestro Jesús, Vida, 2010.

Stassen, Glen H., y David P. Gushee: La ética del reino: Siguiendo a Jesús en un contexto contemporáneo, Casa Bautista de Publicaciones, 2008.

Stein, Robert H.: Jesús el Mesías, Clie, 2008.

Stein, Robert H. Mark, Grand Rapids: Baker Academic, 2008.

Stein, Robert H.: The Method and Message of Jesus’ Teachings, Revised Edition, Louisville: Westminster John Knox Press, 1994.

Stein, Robert H.: The New American Commentary: Luke, Nashville: B&H Publishing Group, 1992.

Stott, John R. W.: El Sermón del Monte, Certeza Unida, 1978.

Talbert, Charles H.: Reading the Sermon on the Mount. Grand Rapids: Baker Academic, 2004.

Williams, J. Rodman: Renewal Theology: Systematic Theology from a Charismatic Perspective. Grand Rapids: Zondervan, 1996

Witherington III, Ben: The Christology of Jesus, Minneapolis: Fortress Press, 1990.

Witherington III, Ben: The Gospel of Mark: A Socio-Rhetorical Commentary, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2001.

Wood, D. R. W., Marshall, I. H., Millard, A. R., Packer, J. I., y Wiseman, D. J. (editores): Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, Buenos Aires: Certeza Unida, 2003.

Wright, N. T.: After You Believe, New York: Harper Collins Publishers, 2010.

Wright, N. T.: Jesus and the Victory of God, Minneapolis: Fortress Press, 1996.

Wright, N. T.: La resurrección del Hijo de Dios, Editorial Verbo Divino, 2008.

Wright, N. T.: Matthew for Everyone, Part 1, Louisville: Westminster John Knox Press, 2004.

Yancey, Philip: El Jesús que nunca conocí, Vida, 1996.

Young, Brad H.: Jesus the Jewish Theologian. Grand Rapids: Baker Academic, 1995.


[1] Mateo 24:35.

[2] Mateo 24:36.

[3] Juan 10:30.

[4] Juan 14:28.

[5] Mateo 24:37–39.

[6] Mateo 24:40,41.

[7] Mateo 24:42.

[8] Mateo 24:43.

[9] 1 Tesalonicenses 5:2.

[10] 1 Tesalonicenses 5:4.

[11] 2 Pedro 3:10.

[12] Apocalipsis 16:15.

[13] Mateo 24:44.

[14] Mateo 24:45–47.

[15] Mateo 24:48,49.

[16] Mateo 24:50,51.

[17] Mateo 24:44.

[18] Morris, The Gospel According to Matthew, 618.

[19] V. Mateo 8:12, 13:42, 13:50, 22:13, 24:51, 25:30.

[20] 1 Tesalonicenses 4:14.