¡Celebramos la vida!

Marzo 31, 2018

Enviado por María Fontaine

[Celebrating Life!]

En Semana Santa recordamos el acontecimiento más decisivo de la historia de la humanidad. Vemos el amor de Dios, sobrenatural, inmerecido, expresado por medio de la muerte de Cristo en la cruz y Su gloriosa resurrección. Es el punto fundamental en que al género humano —a pesar de su orgullo y pecado y la resultante separación de Dios— le fue dado un camino para volver al Padre. Esa es la razón por la que Jesús pasó por un sufrimiento inimaginable y los horrores de los condenados, y salió victorioso.

¡La Pascua es una proclamación de ese regalo! Sin embargo, aunque será incomprensiblemente maravillosa esa nueva vida eterna con nuestro Rey de reyes, Jesús también hizo posible que aquí y ahora experimentáramos una parte de Su regalo celestial. Escuchemos a quien es la fuente de la vida explicarlo desde Su perspectiva.

Mi Espíritu está vivo y activo en este mundo y por la eternidad. La Pascua es una celebración del restablecimiento de la conexión de los hombres con Dios, que es la fuente de toda la vida. Es acerca de quién soy para ti y para cada uno de Mis hijos, tanto ahora como por la eternidad. Yo estoy contigo siempre. Soy parte de cada momento de tu vida.

Todos los días estoy contigo espiritualmente. ¿No es eso motivo de gran celebración? Estoy contigo, incluso cuando parece que estás en tu peor momento y cuando sientes el mayor desánimo y te encuentras sin esperanza. De esa manera Mi sacrificio en la cruz está presente en cada momento de tu vida, te anima y contribuye a que mejore tu relación conmigo. Mi presencia en tu interior te renueva; y también a cada uno de Mis hijos cuando más me necesitan.

¿Acaso no sale de ti la alabanza más sentida al saber que siempre estoy contigo y que nunca te dejaré? Estoy contigo en los buenos tiempos. Estoy contigo cuando los afanes de esta vida —lo rutinario o las muchas dificultades— tratan de robarte el gozo, las fuerzas y el propósito que provienen de Mí. Estoy contigo en el barro y lo feo que enfrentas en tu vida terrenal. Mis brazos están alrededor de ti en momentos de tristeza y desánimo y también cuando encuentras maldad en este mundo. Te sostengo cuando nadie más puede hacerlo, y te entrego la vida y fuerzas que he prometido darte cuando las necesites.

Este es Mi compromiso contigo. Este es el amor que tengo por ti momento a momento; es incondicional, interminable.

Llegará el momento en que todos nos sentemos en la gloria celestial que Mi muerte y resurrección han hecho que sea posible para ti. Sin embargo, aquí, ahora mismo, las mayores expresiones de Mi amor hacia ti pueden verse en medio de las dificultades de esta vida terrenal.

Es algo glorioso para proclamarlo, para pensar en ello, para expresar agradecimiento. Resucité, pero no estoy lejos en el reino celestial esperando que te unas a Mí. Estoy contigo, ahora mismo, en medio del mal y sufrimiento perpetrado por los hombres, porque aquí es donde hay mayor necesidad de Mi amor. Es glorioso porque es ahora mismo y es personal entre tú y Yo y cada uno de los que me conocen o que llegarán a conocerme.

Amo tu corazón agradecido por el don de vida eterna que tendrás conmigo. Eso empezó con Mi regalo, Mi muerte en la cruz y Mi resurrección, pero Mi Espíritu sigue inundando el mundo por medio de ti y de los que permiten que Mi amor y verdad se transmita a través de ellos, donde les indico que hace falta. Esa es una verdadera celebración de la vida.

Así pues, celebremos el regalo de vida que hace Jesús al multiplicarla en el corazón de los demás. Hacemos de la Pascua de Resurrección la celebración de vida que nuestro Padre quiso que fuera cuando no dejamos de llevar la vida, la esperanza y la verdad que Jesús nos ha dado a todos lo que las reciban.

Hace poco, alguien me envió el enlace de una canción. A mi juicio, la canción expresa el corazón y el alma de lo que la Pascua de Resurrección puede significar para nosotros. Pensé que tal vez también les gustará. ¡Alabado sea el Señor!

https://www.perichoresis.org/hymn-o-hear-the-word-declared-to-you/