Jesús, Su vida y mensaje: La ascensión (Lucas 24:50–53)

Septiembre 27, 2022

Enviado por Peter Amsterdam

[Jesus—His Life and Message: The Ascension (Luke 24:50–53)]

En este artículo estudiaremos los últimos versículos del último capítulo del Evangelio de Lucas. Justo antes, en este capítulo, Jesús se ha aparecido a Sus discípulos, los cuales se asustaron y pensaron que veían un espíritu. Jesús les enseñó las heridas que tenía en las manos y los pies para que supieran que era Él, y comió algo para demostrarles que no era un espíritu. Dice que «les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras»[1]. A continuación, les anunció: «Yo enviaré la promesa de Mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén hasta que seáis investidos de poder desde lo alto»[2].

Después los sacó fuera hasta Betania y, alzando Sus manos, los bendijo. Aconteció que, mientras los bendecía, se separó de ellos y fue llevado arriba al cielo. Ellos, después de haberlo adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el Templo, alabando y bendiciendo a Dios[3].

El Evangelio de Lucas termina con la ascensión de Jesús al Cielo. Jesús salió de Jerusalén y condujo a Sus discípulos a Betania, en la ladera oriental del monte de los Olivos, a unos 3 km de Jerusalén. Fue de allí de donde fue llevado al Cielo.

El libro de los Hechos dice lo mismo.

A ellos también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. Y estando juntos, les ordenó: «No salgáis de Jerusalén, sino esperad la promesa del Padre, la cual oísteis de Mí»[4].

Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y lo recibió una nube que lo ocultó de sus ojos[5].

Tanto el Evangelio de Lucas como el libro de los Hechos dan fe de la ascensión de Jesús al Cielo.

Algunos biblistas sostienen que el único evangelio que describe la ascensión de Jesús es el de Lucas. El de Marcos incluye la ascensión (Marcos 16:19), pero ciertos comentaristas consideran que esa porción de Marcos no es una parte auténtica de su evangelio, sino un añadido posterior. De todos modos, aun admitiendo que la ascensión de Jesús solo viene descrita en el Evangelio de Lucas, eso no significa que los demás autores del Nuevo Testamento la desconocieran. Por ejemplo, en el Evangelio de Juan, Jesús le dice a María: «¡Suéltame!, porque aún no he subido a Mi Padre; pero ve a Mis hermanos y diles: “Subo a Mi Padre y a vuestro Padre, a Mi Dios y a vuestro Dios”»[6]. En el libro de los Hechos, el apóstol Pedro habla de que Jesús fue «exaltado a la diestra de Dios»[7]. La 1ª Epístola de Pedro habla de «Jesucristo, quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a Él están sujetos ángeles, autoridades y poderes»[8]. El apóstol Pablo escribió:

Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios[9].

No entró Cristo en el santuario hecho por los hombres, figura del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora por nosotros ante Dios[10].

La ascensión de Jesús al Cielo explica por qué, pasados 40 días después de la resurrección, no hubo más apariciones. Ese período de 40 días comenzó con la resurrección de Jesús y terminó con Su ascensión al Cielo. Cierto autor explica:

En la transición de Su estado terrenal al celestial, Jesús podría perfectamente haber desaparecido, como en otras ocasiones, y haberse ido «al Padre» de forma secreta e invisible. Si Su ascensión fue pública y visible fue sin duda porque quería que supieran que se había ido para no volver. Durante cuarenta días había estado apareciendo, desapareciendo y volviendo a aparecer. Pero ese período intermedio había llegado a su fin. Esta vez, Su partida era definitiva. No debían quedarse esperando Su próxima aparición posresurrección, sino esperar la manifestación de otra persona, el Espíritu Santo [Hechos 1:4]. Porque este solo vendría después de la partida de Jesús, y ellos podrían proseguir su misión con el poder que Él les conferiría[11].

La ascensión de Jesús fue también su vindicación. Fue el cumplimiento de una predicción que Él había hecho en Su juicio: «Desde ahora el Hijo del hombre se sentará a la diestra del poder de Dios»[12]. Por decir eso fue condenado a muerte; sin embargo, Su ascensión demostró que Su afirmación era cierta y Su crucifixión había sido injusta. El Padre no rechazó la pretensión de Jesús, sino que el Hijo fue recibido al lado del Padre. La ascensión de Jesús fue no solo Su partida de este mundo, sino también Su llegada al Cielo.

Ellos, después de haberlo adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el Templo, alabando y bendiciendo a Dios[13].

Tras recibir la bendición de Jesús mientras era llevado al Cielo, los discípulos lo adoraron. No es de extrañar que lo hicieran, ya que habían sido testigos de Su crucifixión y sepultura, y unos días después lo habían visto vivo de nuevo. Estuvo con ellos 40 días, enseñándoles e instruyéndolos, y luego lo vieron ascender al Cielo. Su reacción fue regresar a Jerusalén y adorar a Dios en el templo. Más tarde, el día de Pentecostés, fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a predicar el mensaje de Jesús «en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra»[14].

Con esto ponemos punto final a la serie Jesús, Su vida y mensaje. Es mi oración que esta colección de artículos haya sido una bendición para ti.


Nota

A menos que se indique otra cosa, todos los versículos de la Biblia proceden de la versión Reina-Valera, revisión de 1995 © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Utilizados con permiso.


Bibliografía general

Bailey, Kenneth E.: Jesús a través de los ojos del Medio Oriente, Grupo Nelson, 2012.

Bivin, David: New Light on the Difficult Words of Jesus. Holland: En-Gedi Resource Center, 2007.

Bock, Darrell L.: Jesus According to Scripture, Grand Rapids: Baker Academic, 2002.

Bock, Darrell L.: Luke Volume 1: 1:1–9:50, Grand Rapids: Baker Academic, 1994.

Bock, Darrell L.: Luke Volume 2: 9:51–24:53, Grand Rapids: Baker Academic, 1996.

Brown, Raymond E.: El nacimiento del Mesías, Madrid: Ediciones Cristiandad, 1982.

Brown, Raymond E.: La muerte del Mesías (2 tomos), Pamplona: Editorial Verbo Divino, 2005 y 2006.

Carson, D. A.: Jesus’ Sermon on the Mount and His Confrontation with the World, Grand Rapids: Baker Books, 1987.

Charlesworth, James H. (editor): Jesus’ Jewishness, Exploring the Place of Jesus Within Early Judaism, Nueva York: The Crossroad Publishing Company, 1997.

Chilton, Bruce, y Evans, Craig A. (eds.): Authenticating the Activities of Jesus, Boston: Brill Academic, 1999.

Edersheim, Alfred: La vida y los tiempos de Jesús el Mesías, Clie, 1989.

Elwell, Walter A., y Yarbrough, Robert W.: Al encuentro del Nuevo Testamento, Grupo Nelson, 2008.

Elwell, Walter A. (ed.): Baker Encyclopedia of the Bible, Grand Rapids: Baker Book House, 1988.

Evans, Craig A.: World Biblical Commentary: Mark 8:27–16:20, Nashville: Thomas Nelson, 2000.

Evans, Craig A., y Wright, N. T.: Jesus, the Final Days: What Really Happened, Westminster John Knox Press, 2009.

Flusser, David: Jesus, Jerusalén: The Magnes Press, 1998.

Flusser, David, y Notely, R. Steven: The Sage from Galilee: Rediscovering Jesus’ Genius, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 2007.

France, R. T.: The Gospel of Matthew, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2007.

Gnilka, Joachim: Jesús de Nazaret: Mensaje e historia, Barcelona: Editorial Herder, 1993.

Green, Joel B., y McKnight, Scot (editores): Dictionary of Jesus and the Gospels, Downers Grove: InterVarsity Press, 1992.

Green, Joel B.: The Gospel of Luke, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1997.

Grudem, Wayne: Teología sistemática: Una introducción a la doctrina bíblica, Miami: Editorial Vida, 2007.

Guelich, Robert A.: World Biblical Commentary: Mark 1–8:26, Nashville: Thomas Nelson, 1989.

Jeremias, Joachim: Jerusalén en tiempos de Jesús, Ediciones Cristiandad, 2000.

Jeremias, Joachim: Jesus and the Message of the New Testament, Minneapolis: Fortress Press, 2002.

Jeremias, Joachim: La Última Cena, Palabras de Jesús, Ediciones Cristiandad, 1980.

Jeremias, Joachim: Teología del Nuevo Testamento, Salamanca: Ediciones Sígueme, 2001.

Jeremias, Joachim. The Prayers of Jesus. Norwich: SCM Press, 1977.

Keener, Craig S.: The Gospel of John: A Commentary, Volume 1, Grand Rapids: Baker Academic, 2003.

Keener, Craig S.: The Gospel of John: A Commentary, Volume 2, Grand Rapids: Baker Academic, 2003.

Keener, Craig S.: The Gospel of Matthew: A Socio-Rhetorical Commentary, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2009.

Lewis, Gordon R., y Demarest, Bruce A.: Integrative Theology, Grand Rapids: Zondervan, 1996.

Lloyd-Jones, D. Martyn: Estudios Sobre el Sermón del Monte.

Manson, T. W.: The Sayings of Jesus, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1957.

Manson, T. W.: The Teaching of Jesus, Cambridge: University Press, 1967.

McKnight, Scot: Sermon on the Mount, Grand Rapids: Zondervan, 2013.

Michaels, J. Ramsey: The Gospel of John, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 2010.

Milne, Bruce: The Message of John, Downers Grove: InterVarsity Press, 1993.

Morris, Leon: El Evangelio según Juan, Vol. 1, Terrassa: Clie, 2005.

Morris, Leon: El Evangelio según Juan, Vol. 2, Terrassa: Clie, 2005.

Morris, Leon: Luke, Downers Grove: InterVarsity Press, 1988.

Morris, Leon: The Gospel According to Matthew, Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1992.

Ott, Ludwig: Manual de Teología Dogmática, Barcelona: Editorial Herder, 1966.

Pentecost, J. Dwight: The Words & Works of Jesus Christ, Grand Rapids: Zondervan, 1981.

Sanders, E. P.: Jesús y el judaísmo, Trotta, 2004.

Sheen, Fulton J.: Vida de Cristo, Barcelona: Herder, 1959.

Spangler, Ann, y Tverberg, Lois: Sentado a los pies del maestro Jesús, Vida, 2010.

Stassen, Glen H., y David P. Gushee: La ética del reino: Siguiendo a Jesús en un contexto contemporáneo, Casa Bautista de Publicaciones, 2008.

Stein, Robert H.: Jesús el Mesías, Clie, 2008.

Stein, Robert H. Mark, Grand Rapids: Baker Academic, 2008.

Stein, Robert H.: The Method and Message of Jesus’ Teachings, Revised Edition, Louisville: Westminster John Knox Press, 1994.

Stein, Robert H.: The New American Commentary: Luke, Nashville: B&H Publishing Group, 1992.

Stott, John R. W.: El Sermón del Monte, Certeza Unida, 1978.

Talbert, Charles H.: Reading the Sermon on the Mount. Grand Rapids: Baker Academic, 2004.

Williams, J. Rodman: Renewal Theology: Systematic Theology from a Charismatic Perspective. Grand Rapids: Zondervan, 1996.

Witherington III, Ben: The Christology of Jesus, Minneapolis: Fortress Press, 1990.

Witherington III, Ben: The Gospel of Mark: A Socio-Rhetorical Commentary, Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company, 2001.

Wood, D. R. W., Marshall, I. H., Millard, A. R., Packer, J. I., y Wiseman, D. J. (editores): Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, Buenos Aires: Certeza Unida, 2003.

Wright, N. T.: After You Believe, New York: Harper Collins Publishers, 2010.

Wright, N. T.: Jesus and the Victory of God, Minneapolis: Fortress Press, 1996.

Wright, N. T.: La resurrección del Hijo de Dios, Editorial Verbo Divino, 2008.

Wright, N. T.: Matthew for Everyone, Part 1, Louisville: Westminster John Knox Press, 2004.

Yancey, Philip: El Jesús que nunca conocí, Vida, 1996.

Young, Brad H.: Jesus the Jewish Theologian. Grand Rapids: Baker Academic, 1995.


[1] Lucas 24:45.

[2] Lucas 24:49.

[3] Lucas 24:50–53.

[4] Hechos 1:3,4.

[5] Hechos 1:9.

[6] Juan 20:17.

[7] Hechos 2:33 (NBLA).

[8] 1 Pedro 3:21,22.

[9] Colosenses 3:1.

[10] Hebreos 9:24.

[11] John Stott, El mensaje de Hechos (Buenos Aires: Certeza Unida, 2010).

[12] Lucas 22:69.

[13] Lucas 24:52,53.

[14] Hechos 1:8.